SILLAS

SILLAS

La silla es el elemento de mobiliario que posee mayor personalidad. Puede hablar por sí sola de los habitantes de una casa. Por este motivo, ha sido la obsesión de diseñadores y arquitectos a lo largo de la historia. Desde principios del siglo XX, los autores se han arriesgado utilizando materiales plásticos y metálicos de uso industrial, y ajenos a la construcción tradicional de muebles: polipropileno, ABS, polietileno, fibra de vidrio, acero, aluminio, etc. El resultado han sido estructuras, colores y texturas hasta entonces desconocidos. Anteriormente, apenas había posibilidades de elección. La fabricación artesanal de sillas se movía entre la sobriedad funcional para servir a las clases más desfavorecidas, y estructuras barrocas con una ornamentación excesiva para demostrar la posición de las clases más pudientes. Con el empleo de nuevos materiales, se dio el paso a una concepción renovada de este mueble. Se añadió frescura a sus líneas y se introdujeron ideas innovadoras en su composición, impregnando a la silla de la modernidad propia de un tiempo cambiante.