Sillas metálicas

Sillas metálicas

Las sillas metálicas son una muestra magnífica de la evolución histórica del diseño en Occidente. Después de la revolución industrial, el mobiliario no se reduce a telas para tapizados y maderas. Van apareciendo nuevos materiales, que ofrecen nuevas posibilidades. Después, en épocas más cercanas, se fueron introduciendo también distintos tipos de plásticos, llenando los comedores, salones y los bares de medio mundo de color.

Así que las sillas metálicas, se encuentran a medio camino entre una estampa de modernidad y un toque retro que nos fascina. Sí, son duras, resistentes, de acero o de aluminio, son “de ahora”. Pero no son de plástico. Están ligadas inexorablemente a los principios de la industria pesada, aunque las formas y las estructuras han ido evolucionando para adaptarse a las necesidades de cada momento.

Muchas de ellas se han convertido en las favoritas de bares y restaurantes, porque soportan mejor que ninguna otra opción el uso diario y continuado, y las inclemencias del tiempo en  terrazas, jardines y zonas al aire libre en general.